top of page
Buscar
  • Maria Vega Sanz

EL VÍNCULO DE APEGO

John Bowlby (1989) comienza a definir el apego, en niños recién nacidos como una necesidad biológica básica. Es una relación que el bebé establece con una única persona, normalmente suele ser la madre ya que está más disponible (por la baja, la lactancia, etc.) aunque puede llegar a ser también con el padre o un tutor. Esta relación es clave ya que aportará al bebé seguridad, la cual es esencial en su desarrollo. La seguridad de que su madre siempre está apoyándole y atendiéndole en cuanto lo necesite es lo que le motiva a explorar el mundo.


En ocasiones este vínculo de apego (relación del bebé con su figura de referencia) presenta algunas dificultades no llegando a ser la relación segura que se comentaba anteriormente. Los problemas pueden surgir cuando los padres no interacción con el bebé cuando esté se desborda emocionalmente (se pone muy contento y grita, tiene una rabieta, se enfada o llora mucho) prefieren no atenderle ya que no saben cómo manejar esa emoción y esperan a que se calme por si solo. En cambio, en esta situación nos podemos encontrar que en un futuro a este niño le cueste mucho conectar con sus emociones, identificarlas o saber gestionarlas, ya que desde el hogar familiar no se atendió a este mundo interno.


Otras situaciones que pueden dar lugar a que este vínculo de apego presente algunas dificultades es cuando los padres no interactúan con el menor si este expresa una emoción determinada (por ejemplo, cuando se pone a llorar, los padres no saben como gestionar/ayudar y no le calman, si no que le dejan) de esta manera el bebé aprenderá a evitar mostrar tristeza para que así sus padres no se marchen de su lado.


29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2_Post
bottom of page