top of page
Buscar
  • Maria Vega Sanz

DUELO

En este tiempo de pandemia hemos oído más que nunca la palabra “duelo” en referencia al proceso que vive una persona tras la pérdida de un familiar.


Desgraciadamente la mayoría de los duelos ocurren a la vez que se viven otras situaciones estresantes como la lactancia materna, el inicio de la crianza, un embarazo, etc. Son varias las parejas que se encuentran viviendo un período tan estresante como el postparto a la vez que están elaborando el duelo de un familiar fallecido por COVID-19. ¿Cómo es vivir un duelo a la vez que hay un bebé que depende casi exclusivamente de los padres? ¿Cómo encontrar fuerzas para conseguir mantener la lactancia materna si estamos agotados intentando asimilar la pérdida que hemos vivido?


El duelo es un proceso natural que tiene que ver con el vínculo y con no poder estar nunca más físicamente con las personas que queremos. No es una enfermedad, aunque nos sentimos enfermos y que afecta a nuestra salud, a nivel de sueño, comida, peso, etc.

El duelo es un trabajo que hacemos y como todos los trabajos es mejor en equipo, por eso la importancia de ritos como acudir a tanatorios o funerales. Entender que el duelo es un trabajo permite entender que es muy cansado. El cerebro intenta integrar un aspecto muy complicado.

Anteriormente se hablaba de las fases por las que hay que pasar para elaborar un duelo, sin embargo, esos modelos ya están obsoletos. Las teorías actuales intentan ser una orientación sobre que cosas habría que trabajar durante el duelo (aceptar la perdida, trabajar el dolor y la rabia, acostumbrarse a la vida con la ausencia y recolocar emocionalmente al ausente y seguir con la vida).


Durante el proceso de duelo en ocasiones las personas se sienten culpables ya que hay momentos en los que sienten alegría, se divierten, o se ríen cuando piensan que deberían estar llorando todo el día. Esta oscilación es necesaria comprenderla, como un columpio, es un proceso natural quedarme en el dolor, pero a su vez pensar en el fin de semana, las dos cosas forman parte del trabajo del duelo y se necesitan. Tal vez se realizan en distinto ritmo.

Conforme pasa el tiempo y aunque hayamos conseguido vivir con esa pérdida a veces vienen olas de dolor porque es un aniversario, porque es un día importante y esa persona no está para compañeros….


El duelo no es olvidar sino recrear una nueva relación (Robert A. Neimeyer)




7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2_Post
bottom of page